miércoles, 9 de agosto de 2017

Eider real y círculo completo.


Eider real primer verano en el centro izquierda de la foto (Brünnar, Vestfirdir, Islandia)
Termino esta crónica de nuestro viaje a Islandia con una foto de un eider real que me encontré en el extremo oeste del pais, concretamente en la playa más occidental de Islandia a 24,5º oeste. Es un macho de primer verano que en un principio no veía mezclado entre eideres comunes. Esta es una especie ártica, todo un especialista de los grandes fríos que inverna en pequeño número en Islandia, siendo muy escaso aunque regular el resto del año en el país. 
Volviendo a la parte sur de Islandia, el tiempo se ha ido nublando y refrescando, esta es la parte más húmeda del país, al estar más cercana al discurrir de las borrascas atlánticas o la conocida como depresión de Islandia. Llueve fino con unos 5 grados a 2 km del glaciar, al acercarnos al frente de éste, la temperatura baja rápido hasta rondar los 0º.

Cascada basáltica de Svartifoss
El relieve de la zona es una sucesión de costas bajas en las que el cercano glaciar Vatnajökull llega al mar y sus ríos de deshielo bajan libres por un enorme "fan delta" de canales trenzados con barras de gravas y arenas. En periodos de fuertes deshielos estos canales crecen desmesuradamente inundando muchos kilómetros cuadrados, por ejemplo, cuando el volcán Eyajafjajajökull entró en erupción en marzo e 2010 fundiendo grandes cantidades de hielo de su glaciar.

Fan delta desembocando en el mar desde Svartifoss.
La vegetación sufre cambios en poco espacio a medida que nos acercamos al frente glaciar. Pasa de una sucesión de pequeños arbustos, sauces enanos y algunos abedules raquíticos en las zonas más protegidas a una salpicadura de flores como silenes orquídeas y musgos.

Vegetación típica a medio camino entre el mar y el glaciar.
Tuve la suerte de encontrarme en flor a la escasa orquídea Plathantera hyperborea, que crece solo en Islandia y Groenlandia.
Plathantera hyperborea

Al acercarnos al hielo las condiciones se hacen más duras y la densidad botánica decrece.

Sedum annuum

Epilobium latifolium
En los últimos metros antes de llegar al glaciar ya no se ven flores, solo rocas arena y un agua lechosa que se escapa por debajo del hielo.

Como curiosidad consulté en Google earth cómo era el frente glaciar en 2012 y 2015, el cambio ha sido considerable, en este cortísimo periodo de tiempo el glaciar se ha retirado unos 400 metros aumentando la extensión de su laguna.

Glaciar en 2012

Glaciar en 2015
Borde de deglaciación
Seguimos conduciendo hacia el oeste, cada vez hay más tráfico y menos nubes, nuestra última parada antes del aeropuerto será en la playa de Vik, larga, negra y con unos peñascos en sus extremos que son bastante familiares por haber sido fotografiados multitud de veces.

 Vuelan sobre la playa fulmares y frailecillos que llegan directamente del mar y se posan en la empinada rampa herbácea que hay sobre la playa.

Playa de Vik
Desde allí ya solo queda dirigirse al aeropuerto pues el vuelo de vuelta sale esta misma tarde...

Islandia puede verse como una zona salvaje, situada muy al norte desde nuestro punto de vista cuasimediterráneo, pero en realidad, aún siendo muy salvaje, está preparada para acoger al turista con ciertas comodidades, nosotros nos movimos en furgoneta, pero hay muchas más opciones, puedes optar por dormir de hotel, pues son frecuentes, hay áreas de descanso y gasolineras cada relativamente pocos kilometros, y la gente es muy amigable, y siempre dispuestos a ayudar, todo esto en una naturaleza que te sorprende a cada kilómetro, aquí siguen existiendo grandes zonas al margen del afán transformador humano, y solo por ese hecho ya merece ser admirada y visitada.

martes, 1 de agosto de 2017

Costa este y sur, Pato arlequín.

El segundo día en el lago Mývatn, vemos un halcón gerifalte en lo alto de una pequeña colina, está lejos para que las fotos salgan bien, pero aún así le hago alguna, no suelo dejar de hacerlas por muy lejos que estén los pájaros, siempre serán un apunte para la memoria o para dibujarlo, y más, si como éste, es una especie que nunca antes había visto.

Desde Myvatn nos movemos hacia el este, atravesamos una zona de tundra alta, el paisaje cambia de nuevo y ahora el loess lo cubre todo, sigue habiendo unas pequeñas plantas alpinas aquí y allá y algunas montañas, entre ellas los riachuelos crean zonas con un poco más de vegetación. En estas zonas encontramos bastantes ánsares piquicortos.

Ánsar piquicorto (Islandia)
Seguimos bajando hacia la costa este, hay torrentes en los que busco pato arlequín sin encontrarlo, llegamos al mar y buscamos un lugar para pasar la noche.

A la mañana siguiente trazamos un plan para ver machos de pato arlequín, vuelve a amanecer con un sol radiante, ya queda poco para terminar y parece claro que los machos tienen que haber bajado a mudar las plumas a la costa, así que buscamos sobre el mapa lugares en los que la carretera se acerque a una buena zona costera y vamos allá. Nunca lo he buscado, así que me guío un poco por intuición en cuanto al mejor hábitat. Paramos en una zona que me parece buena, preparo la cámara y busco, no veo nada en una playa desierta. Caminamos algo más hacia otra playa rocosa y allí sí, después de subir a un pequeño promontorio cercano a una bahía vemos justo delante, bastante cerca, a un grupo de machos posados en las rocas. Los miro, la mayoría ya están mudando al plumaje de eclipse, pero otros aún no, cojo la cámara y me acerco muy despacio.

Pato arlequín. Eystrahorn, Islandia. (30-6-17)
Hay también varios éideres comunes y se unen a ellos.

Pato arlequín (Eystrahorn), Islandia
Nos quedamos un rato con ellos, les grabamos un vídeo bastante largo, celebramos el hallazgo y nos vamos.

La carretera va girando lentamente hacia el oeste, seguimos ya por la costa sur. Llegamos por la tarde a Jokulsarlon.

Jokulsarlon es una laguna en la que desemboca el mayor glaciar de Europa. Volvemos a ver bastante movimiento de gente, después de días en las que la densidad de población es tan baja y como en la carretera tampoco te cruzas con demasiados coches, esto nos parece una muchedumbre, aunque habrá unos 40 coches aparcados.

Aparcas el coche frente a unos enormes trozos de hielo flotante que se mueven lentamente hacia el mar. Algunos son blancos, otros negruzcos, otros azules. Hay charranes árticos, págalos parásitos y grandes, eideres, barnaclas cariblancas  y escribanos nivales en el aparcamiento, están comiendo los insectos aplastados en los radiadores de los coches.

Jokulsarlon

éideres


Glaciar Vatnajökull

Barnacla cariblanca

Págalo parásito
Como no, otro lugar increíble de Islandia..
Icebergs en Jokulsarlon


miércoles, 26 de julio de 2017

Porrón islándico. Mývatn.

Despúes de la salida de avistamiento de ballenas en Húsavik, buscamos gaviotas en el puerto del pueblo, éste es uno de los mejores lugares de Europa para ver gaviotas raras aunque aun no es buena fecha. Aquí se ve de forma relativamente frecuente gaviota marfil, por ejemplo. Hay argénteas, hiperbóreas, gaviones y reidoras, también fulmares y éideres comiendo restos de pescado que salen de una tubería de una nave en el puerto. Hace sol y buena temperatura, al mirar el pueblo de Húsavik, pienso que me gustaría volver, incluso vivir en alguna de las casas con vistas al puerto de una de las colinas cercanas....pero vuelvo a la realidad.

El plan ahora es subir hacia el sur en dirección al lago Mývatn, desde allí, el río Laxa desciende hasta cerca de Húsavik para desembocar en la bahía de Skjálfandi. Es una de las pocas zonas protegidas de Islandia, un río con varios canales que se cruzan, y se remansan.
Esta área protegida se sitúa en una zona mixta en la que se pueden ver anátidas boreales y de zonas templadas, sumando un total de 13 especies nidificantes, todo un récord en Europa, de hecho éste es uno de los mejores humedales de Europa, aquí lo llaman a veces la "fábrica de patos".

Llevo localizados en la libreta varios lugares buenos para acercarme a las anátidas más interesantes. A medio camino entre la costa y el lago, nos metemos por las estrechas carreteras rurales para encontrar en Hvammavegur, un lugar en el que el Porrón islándico se ve bien cerca. Islandia es el único país de Europa donde se ve esta especie, que también habita en norteamérica. Vemos un grupo de varios machos y una hembra con pollos.

Porrón islándico macho (Laxa, Islandia) 28-6-17

Porrón islándico macho (Laxa, Islandia) 28-6-17

Porrón islándico hembra (Laxa, Islandia)
 Es un pato de aspecto peculiar, desde que tienes la primera guía de aves de Europa uno se fija en estas especies coloreadas tan al norte en el mapa de distribución. Estoy mucho tiempo con ellos, haciendo fotos y vídeo, fijándome en la forma de la cabeza, en el color púrpura de las irisaciones de la cabeza al contrario del verde del porrón osculado que había visto en Holanda. La cabeza es muy grande, bastante más ancha que el cuello, machos y hembra están separados unos metros, los machos bucean en una zona del río con algo más de corriente, los pollos son muy blanquinegros, pequeños pero ya se les ve una cabeza grande, son quizá los pollos de pato más bonitos que he visto.

Después de que me dejaran disfrutar de su compañía seguimos hacia el sur, con el lago Mývatn como destino para esta tarde y el día de mañana, tengo muchas esperanzas en este lugar.

Al llegar desde el oeste paramos en el puente sobre la salida del lago del río Laxa, una zona conocida por ser uno de los lugares con pato arlequín. Encuentro una hembra pero nada más, no hay machos, de hecho no he visto ningún macho de esta especie a una distancia más o menos cercana en todo el viaje, empiezo a pensar que ya no están en el interior.
El pato arlequín cría en ríos de corriente rápida y a finales de junio o principios de julio, los machos migran a la costa para entrar en plumaje de eclipse, dejando a las hembras en las zonas de cría hasta unas semanas más tarde, así que estaba en el límite de verlos en los ríos.

Pato arlequín, probablemente una hembra de primer año calendario (laxa) 28-6-17

Seguimos explorando la zona sur del lago, es un lago oligótrofo, es decir tiene una cantidad de nutrientes relativamente escasa en el agua, de hecho sorprende lo transparente que es, se formó hace 2300 años gracias a una explosión volcánica que formó la cubeta posteriormente rellenada de agua.

En la zona de Skutustadhir, vemos colimbo grande, zampullín cuellirrojo, serreta mediana, havelda, más porrón islándico, porrón moñudo, bastardo y ánade silbón.

Havelda hembra (Mývatn) 28-6-17
Porrón bastardo, hembra (Mývatn) 28-6-17
Serreta mediana hembra (Mývatn)
La zona sur y sureste del lago resulta ser la más interesante para las aves buceadoras, probablemente sea más profunda, al menos se ve más relieve en el terreno cercano. Salpicados aquí y allá hay varios pseudocráteres, como volcanes en miniatura formados no por erupciones de lava sino por surgencias de agua caliente.

Aspecto de los pseudocráteres del sur de Mývatn

Correlimos común en área de cría (Mývatn)

En el norte, el relieve es más llano, aquí hay grandes números de patos de superficie sobre todo ánades silbones criando.

Ánades silbones en el norte de Mývatn.
Arco iris Mývatn

Estamos ya en el noreste de Islandia, quedan solo 3 días para terminar el viaje y aún no he visto de cerca los machos de pato arlequín, este era el lugar que tenía pensado para él...


viernes, 21 de julio de 2017

Húsavik


Salimos de Kroksfjadharnes con un cielo que se va nublando más y más desde el este con estratos, hay 7º y un poco más que brisa del este, esta noche la temperatura ha bajado a 3,7º. El día 26 lo dedicamos a conducir por la costa norte , justo antes de llegar a la pequeña ciudad de Akureyri, la segunda más grande de Islandia.

Colimbo grande (Ljósavatn, Islandia) 26-6-17
La carretera atraviesa un pequeño puerto entre unas montañas espectaculares, de relieves regulares, anchos valles glaciares y crestas agudas, lo que más me llama la atención es que los ríos tienen llanuras de inundación completas, con  multitud de canales, meandros, barras de gravas, terrazas aluviales. En cualquier otro lugar más poblado, estas formas naturales estarían desfiguradas por alguna escollera, canalización, habría prados ganados al río, viviendas....muchas veces no nos damos cuenta de todo lo que hemos perdido hasta que no vemos como era antes de que lo cambiáramos.

Islandia no solo es geológicamente interesante por sus volcanes y géiseres, para mí lo es más por preservar estas formas de modelado fluvial, de dinámica de laderas y de playas de forma totalmente natural.

Estamos parte de la tarde en Akureyri, una ciudad muy bonita, y seguimos al este. Para dormir encontramos un lago bastante grande a la derecha de la carretera, hemos subido unos cientos de metros, me parece que puede haber buenas aves y tranquilidad, se llama Ljósavatn. Nada más acercarnos vemos 5 aves en la orilla nadando lentamente, ya hay poca luz pero al parar veo que son colimbos grandes, hay que quedarse por aquí. Ya sabréis lo mucho que me gustan estos pájaros, para colmo se acercan a nuestra furgoneta, hace frío y se ponen a reclamar con ese grito agudo de película de miedo, un sonido increíblemente bonito y salvaje, al hacerlo sale vaho de sus gargantas, no en vano estamos a unos 2ºC, es un momento mágico.

 La mañana siguiente me dedico a observarlos tranquilamente y hacerles fotos, una pareja tiene un pollo pequeño.




Cisnes cantores Ljósavatn
Por la noche hemos llegado a 0,0ºC, es la temperatura más baja del viaje.

En la cola del lago hay charcas más pequeñas, en ellas los ubicuos falaropos picofinos y también una pareja de zampullín cuellirrojo.

Zampullín cuellirrojo (Ljósavatn)
Chorlito dorado Ljósavatn
Silbón con pollos (Ljósavatn)
Los chorlitejos grandes me hacen la maniobra de fingirse heridos para distraer mi atención de los pollos en la orilla del lago, hay también zarapito trinador, charrán ártico, chorlito dorado, ánade silbón, una hembra de pato arlequín y un negrón común.

Chorlitejo grande (Ljósavatn)


Muy cerca de allí está la cascada de godafoss y algo más allá el lago Mývatn, dejaremos este lago para mañana, esta tarde bajaremos al pueblo de Húsavik a embarcarnos para ver ballenas.

Godafoss.
El tiempo sigue siendo bueno, cálido incluso rozando los 15ºC con nubes y claros cuando salimos del puerto de Húsavik en un antiguo pesquero a la buena zona de ballenas. En el trayecto se ven frailecillos en el agua, fulmares y un colimbo chico. El primer lomo de ballena aparece a proa, es una Yubarta, la primera de muchas, las tenemos nadando al lado del barco, calculo unas 10 alrededor del barco simultáneamente.
Vienen aquí a alimentarse en estas aguas, que son más bien una sopa de nutrientes para ellas durante el verano, el fondo marino es profundo y el paisaje de fondo con montañas nevadas, la luz....

Ballena yubarta (Húsavik)



Una vez de vuelta en tierra, vamos a un lugar que había buscado en google earth, en el que se ve la bahía y un pequeño lago a la vez, con una colonia de gaviota reidora, serreta mediana, zampullín cuellirrojo, colimbo grande, y muchos porrones y silbones.

Camper en Húsavik

Lupinus muy abundantes y en plena floración

lunes, 17 de julio de 2017

Nos movemos al este (Látrabjarg a Kroksfjardharnes)

La mañana del día 26 volvemos a Látrabjarg, además de volver a ver el acantilado repleto de aves marinas, nos fijamos en más cosas, como las focas grises que descansan al pie del cantil, sobre la plataforma de abrasión, y otra orca que pasa nadando hacia el norte. El cielo hace un amago de enmarañarse con cirros que llegan desde el oeste, no hace realmente frío, tampoco mucho viento.

Hacer seawatching desde el faro era algo que me picaba la curiosidad desde hacía tiempo, así que monté el telescopio y me puse a mirar hacia el oeste. No es el mejor momento para hacerlo, a estas alturas del año casi todo, o todo lo que se ve, son las propias aves de la colonia. Creo que si sumo todos los pájaros que veo en un año en Asturias no llego a tantas aves como hay aquí, y eso que por la vaca pasan bastantes miles.

Faro de Látrabjarg
Pasan grandes bandos de álcidos en todas direcciones, a casi cualquier altura y distancia, algunos están muy lejos, otros muchos pescan en el agua, todos en plumaje nupcial. Araos comunes, alcas, araos de brunnich, frailecillos, araos aliblancos, fulmares, gaviotas tridáctilas, gaviotas hiperbóreas y cerca de la superficie bandos de eider. Entre todos ellos pasan dos alcatraces inmaduros hacia el norte. Es imposible contar todo, y quizá tampoco tiene mucho sentido hacerlo, creo que pasan más aves hacia el norte que hacia el sur, pero tampoco estoy seguro.

Seawatching Látrabjarg, Islandia
Empezamos a pensar en volver hacia el este, aún nos queda la mayor parte del trayecto, hay que bordear la costa norte, este y sur de la isla, así que comemos y nos vamos.

Foca gris (Látrabjarg, Islandia)

Camino de llegada-salida de Látrabjarg.
A pocos kilómetros hay una colonia de Charrán ártico, nunca los había visto con una luz así, el dorso, tiene brillos plateados, y el rojo coral del pico y las patas casi ilumina.

Charrán ártico (Vestfirdir, Islandia)
En un paseo por la playa de Brunnar vemos correlimos oscuro, un grupo de éideres, una hembra de havelda, están criando una pareja de ostreros y varias de chorlitejo grande. Hay varios lagos un poco hacia el interior, en el de Breidavik, hay muchas gaviotas tridáctilas, deben de venir aquí para quitarse la sal del plumaje, en otro lago más pequeño, una pareja de colimbo chico. Son lagos que alguien del sur como yo, asociaríamos a zonas muy altas por el aspecto, lagos alpinos, pero estoy al lado de la costa.

Correlimos oscuro (Brunnar, Islandia)

Ostrero (Brunnar, Islandia)

Grupo de éideres en la playa, machos, hembras y primeros veranos. (Brunnar, Islandia)
Seguimos al este, conduzco por la costa sur de la península de Vestfirdir, se sucede un fiordo tras otro, la carretera suele bordearlos, otras veces ataja por un pequeño collado, en uno de ellos veo desde el coche mi primera perdiz nival. En la costa, desde la carretera se ven serretas medianas, cisnes cantores y siempre muchos éideres. En la kilométrica playa de Raudassandur, fotografío por fin una agachadiza común decentemente, las he tenido zumbando con las plumas externas de la cola en su vuelo de cortejo ya muchas veces, pero siempre acababan posándose en zonas de hierba alta.

Agachadiza común (Raudassandur)
Carretera bordeando uno de los fiordos.
Buscamos algún sitio para dormir, y paramos en algún lugar del istmo de Vestfirdir, llamado Kroksfjardharnes. En el tejado de una casa resulta que hay una perdiz nival.

Perdiz nival, (Kroksfjardharnes, Islandia)

Varios chorlitos dorados, corretean y chillan alrededor de la furgoneta en el brezal, salpicado de flores alpinas en el que hemos aparcado. Se oye a los cisnes cantores un poco más abajo.

Sigue haciendo buen tiempo, aquí ya no hay cirros, solo unas nubes bajas que parecen querer acercarse tímidamente desde detrás de unas montañas que hay en el este, pero que no llegan nunca, son muy oscuras por la poca luz pero inofensivas. Hace un poco más de frío, la mínima esa noche baja a 2,9ºC.

Mañana seguiremos hacia las zonas húmedas del noreste de Islandia.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...